Consejos

Cómo limpiar zapatos de piel para que luzcan siempre como nuevos

Si quieres que tus zapatos de piel luzcan tan bonitos como el primer día, tienes que tener en cuenta que una limpieza correcta es fundamental. Por eso, vamos a enseñarte cómo limpiar zapatos de piel para que están siempre cuidados y brillantes.

Aquí te traemos unos pasos sencillos y trucos de limpieza para que el cuidado de tus zapatos y botas de piel favoritos.

Lo más importante que tienes que tener en cuenta es que los zapatos de piel son muy delicados, así que no puedes usar cualquier producto o dejarlos mucho tiempo sin limpiar. Intenta coger como rutina la limpieza de tu calzado de piel.

  1. Lo primero que tienes que hacer es eliminar los restos de polvo y suciedad ¡Esto puedes hacerlo todos los días! Hazte con un cepillo de cerdas apropiadas para que no se hagan marcas en la piel, retira todo el polvo y suciedad acumulado. Cuánto menos tiempo dejes pasar entre limpieza y limpieza, más fácil será quitar la suciedad. Si hay alguna manchita, usa un paño humedecido ligeramente. Pero ten cuidado, no mojes la piel. Espera a que se sequen para el siguiente paso.

  2. Ahora es el momento de utilizar una cera especial para zapatos de piel. (En nuestras tiendas físicas puedes encontrar una gran variedad de la mejor calidad). Estos productos van a nutrir la piel y la van a proteger de posibles rozaduras. Puedes elegir una cera transparente o de color. Si eliges la de color, pruébala antes en un sitio poco visible para luego no tener que lamentarte. Utiliza un paño suave y extiéndela por todo el zapato con movimientos circulares y deja que se seque bien. Pero bien, bien.

  3. Por último, toca sacar brillo. No hay cosa que nos pueda gustar más que la sensación de llevar unos zapatos brillantes, así es como los zapatos de piel lucen de verdad. Para sacar brillo a tus zapatos de piel, utiliza un cepillo de pulir y hazlo con cepilladas cortas pero firmes. Déjalos secar al aire, pero nunca al sol ni junto al radiador. ¡La luz y el calor podrían agrietar los zapatos!

  4. Limpiar el calzado de piel es importante, pero no te olvides de protegerlos a diario. Recuerda que los zapatos de piel no son impermeables, a la piel no le gusta mojarse. Así que si vives en una ciudad en la que suela llover, te recomendamos que te hagas con un spray protector para la lluvia. Así protegerás tu calzado de salpicaduras y charcos.

Con estos consejos vas a ser capaz de mantener tu calzado limpio. Y desde luego, si tienes dudas sobre cómo limpiar unos zapatos de piel, pregunta siempre antes a un experto o consulta las instrucciones del fabricante.